Para estas ciudades los automóviles son cosa del pasado

Actualmente la mayoría de las grandes ciudades tienen un problema en común; la contaminación producida en gran medida por el trafico automotor. Los motores de los automóviles emiten varios tipos de gases y partículas que contaminan el medio ambiente, que convierten el aire de las ciudades en veneno que mata lentamente a sus habitantes.

Se estima que millones de personas mueren prematuramente a causa de la contaminación del aire, convirtiendo a las emisiones de nuestros autos en un gran problema de salud.

Soluciones

Las soluciones previstas por algunas ciudades van desde restringir el trafico, fomentar el uso del transporte público, reducir los limites de velocidad en las vías, incentivar el uso de las bicicletas,y hasta dar ayudas económicas a las personas para que adquieran vehículos eléctricos.

Otras ciudades planean eliminar el problema completamente convirtiéndose en ciudades libres de automóviles.A continuación algunas de las ciudades que lideran el movimiento “car-free” (Libre de autos).

Para el 2019 Oslo planea implementar su prohibición de autos

La capital de Noruega quiere prohibir permanentemente todo tipo automóviles en el centro de su ciudad para el 2019, la medida afectará a los más o menos 350.000 automóviles que circulan por la ciudad. Para implementar esta medida, Oslo planea invertir fuerte en el transporte publico y convertir unos 56 kilómetros de carreteras en ciclovías.

Mapa de Oslo, mostrando la zona libre de carros propuesta.

Madrid no se queda atrás

La ciudad española también se plantea la restricción permanente de automóviles en 500 acres del centro de la ciudad para 2020, rediseñando para tal fin varias de sus calles principales para que sean mas atractivas de caminar.

Esta iniciativa forma parte del “Plan de movilidad urbana sostenible de la ciudad de Madrid“, con el cual quieren reducir el uso diario de autos hasta un 23%. Los conductores que ignoren estas regulaciones tendrán que pagar una multa de al menos $100.

Chengdu quiere que todos lleguen caminando a sus destinos en 15 minutos o menos

Probablemente sea la primera vez que escuchas el nombre de Chengdu, por el nombre puedes adivinar que es algo en China, y estarías en lo correcto. Chengdu es una ciudad de China, con “poca” población, nada mas que unos 14 millones de habitantes.

Los arquitectos Adrian Smith y Gordon Gill se encargaron de diseñar una ciudad satelite en Chengu-China, esta sera una pequeña ciudad piloto donde vivirán unas 80.000 personas. Con el propósito de que sea auto-suficiente, y no contaminante. El diseño le permitiría a los residentes caminar a cualquier lugar en tan solo 15 minutos, reduciendo la necesidad de tener un automóvil.

Otras ciudades que quieren reducir el uso de automóviles

La ciudad Alemana, Hamburgo planea hacer que el caminar y andar en bicicleta sean los principales medios de transporte de sus residentes. Dentro de las próximas dos décadas reducirán el numero de automóviles con su “gruenes netz“, que es una red de espacios conectados que la gente puede acceder sin carros.

Así mismo, no muy lejos, en Holanda, Copenhagen se destaca con la mayor área de Europa libre de automóviles, por sus esfuerzos desde la década de los 60 del siglo pasado para que su población vaya al trabajo en bicicletas. Hoy cuentan con mas de 320 kilómetros de ciclovías y es uno de los países Europeos con una de las menores tasas de vehículos per capita.

Luego de Copenhagen, esta Bruselas, que cuenta con la segunda mayor área libre de vehículos, con ciertas calles principales en el centro que siempre han sido solo para peatones. Ademas, desde el 2002 tienen la llamada “Semana de la movilidad” pensada para incentivar el uso del transporte publico por sobre el privado.

Londres, París, Atenas y Ciudad de México contra el diésel.

En el 2014 París implemento una prohibición de circulación por un día a los vehículos cuyos números de placas eran números pares; la contaminación cayo un 30%. Londres, Atenas y Ciudad de México han tenido experiencias similares, cada una con su método especial para limitar la circulación de vehículos diésel en ciertas áreas.

Ahora, todas estas ciudades esperan limitar completamente la circulación de vehículos diésel dentro de la próxima década. Cada ciudad tendrá su plan particular, pero todas tienen como meta reducir la contaminación del aire e incentivar el uso de medios de transportes limpios, como la bicicleta o el transporte publico.

El método y ejemplo a seguir de Vancouver y Nueva York.

La mayoría de las ciudades mencionadas anteriormente planean o han implementado prohibiciones de circulación a los vehículos, sin embargo Vancouver y Nueva York se van por el camino persuasivo, aumentando los espacios en las calles para los peatones y las bicicletas.

Es el camino correcto.

Sea cual sea el método que se tome, todas las grandes ciudades alrededor del mundo poco a poco se dan cuenta de la necesidad que es reducir todas las fuentes de contaminación, tanto por la salud de sus residentes como para mitigar los efectos del cambio climático. Sin embargo, pienso que las prohibiciones a la circulación de vehículos son solo una medida temporal y es el primer paso, la verdadera solución viene de la mano del diseño inteligente de las ciudades, para que sea mucho mas fácil y cómodo para las personas moverse usando una bicicleta, el transporte publico o simplemente caminando.

Las soluciones existen, solo hay que ejecutarlas de manera inteligente.

Deja un comentario