El sensor desarrollado en IK4-TEKNIKER ofrece una solución que combina alta sensiblería con un bajo coste, lo que lo convierte en una solución muy competitiva para mejorar los procesos de sostenimiento de las placas solares, unas infraestructuras muy sensibles a las condiciones atmosféricas.

IK4-TEKNIKER diseña un sensor de suciedad que ayuda a mejorar la eficacia energética de las paneles solares. Los investigadores del centro tecnológico eibarrés ya han acoplado y testeado un modelo del dispositivo en los recintos de IK4-TEKNIKER.

Plataforma electronica de desarrollo. Fuente: tekniker.es
Plataforma electronica de desarrollo. Fuente: tekniker.es

Los espejos que incorporan los heliostatos, los concentradores cilindro parabólicos o cualquier dispositivo solar están expuestos a las condiciones atmosféricas más crudas y, en algunos casos, sufren condiciones extremas por sus lugares, escogidas para maximizar de horas de sol. Las inclemencias del tiempo como la lluvia, el viento o el polvo acumulan contaminaciones y suciedad en las superficies de los espejos y el resto de la máquina, por lo que la eficacia en la atracción de energía y la buena actividad de la planta se ven reducidos.

Con el objetivo de reparar este inconveniente, los científicos de IK4-TEKNIKER han desarrollado un sensor de bajo coste pero alta sensibilidad que mide la pérdida de reflectancia de los espejos. Gracias a esta inventiva la pérdida de reflectancia puede ser prevista en cada espejo con el propósito de optimizar el sostenimiento global de la planta solar.

Los expertos calculan la degradación de la eficiencia energética en zonas secas o próximas a desiertos en un 0,25% cada día. No obstante, la pérdida de eficiencia no es equilibrada en toda la planta. Por eso, el nuevo elemento diseñado en IK4-TEKNIKER permitiría el diseño de planes de limpieza individualizados por cada espejo, lo que permitiría reducir el proceso de mantenimiento de la planta y ganar rentabilidad.

El dispositivo está fijado a un espacio de cristal y a una cobertura sellada herméticamente que contiene un sistema de medición opto electrónico. Este sistema usa un emisor infrarrojo y mide la luz proyectada hacia las partículas situadas en el cristal. El rendimiento del dispositivo es muy sensible, de modo que pueden detectarse incluso las partículas de suciedad más pequeñas y aisladas.

 

 

Comentarios

Deja un comentario